El marisco, un imprescindible en nuestra dieta

Para cuidar nuestra dieta, el marisco es una opción muy poco calórica y con pocos hidratos, lo cual es ideal para la bajada de peso de forma sana. Es preferible priorizar el marisco y el pescado, tanto blanco como azul, ante las carnes procesadas. Hay que aportar al menos una vez al día una fuente de pescado o marisco, a poder ser. Además, cenar marisco nos aporta taurina, un aminoácido que ayuda a nuestros neurotransmisores cerebrales; lo que hará que nos podamos relajar más y descansar por la noche.

Entre las numerosas vitaminas que contienen estos alimentos de origen animal, destacan la vitamina B, como el ácido fólico, indispensable para prevenir anemias nutricionales. También encontramos vitamina E y vitamina A, para cuidar nuestra visión y nuestra piel.

La Gran Mariscada

Estos son algunos de los minerales que encontramos en el marisco:

  • El potasio, que es un gran diurético. Lo puedes encontrar en mariscos como la vieira.
  • El sodio, un mineral que nos ayuda en el equilibrio de líquidos o en el proceso digestivo y que, además, nos aporta energía. Lo contienen mariscos como los percebes, langostino o centollo.
  • El yodo, está relacionado con la actividad hormonal y previene el hipotiroidismo. Lo podemos hallar en las gambas o langostinos.
  • El hierro, es uno de los minerales fundamentales para el funcionamiento de nuestro organismo, dado que favorece el transporte de oxigeno, hace que nuestra sangre circule correctamente y sirve para estimular la inmunidad entre otras funciones. Se encuentra en numerosos mariscos como, por ejemplo en las almejas.
  • El calcio, es muy bueno para nuestros huesos. Lo podemos adquirir de mariscos como el pulpo.
  • Por otro lado, el pulpo o el calamar son una buena fuente proteica y baja en grasa e hidratos de carbono. Además, la proteína tiene un gran poder saciante. Los mejillones son altos en hierro, fósforo y minerales.

Fuente: enforma.hola.com